fontaneria

Problemas habituales de reformas de fontaneria

Existen problemas muy habituales en reformas de fontaneria que suelen aparecer en el momento de reformar el hogar o en el uso del sistema de tuberías en el día a día. Son problemas que se pueden solucionar con relativa facilidad, pero es necesario contar con profesionales que lo identifiquen y sepan dar la respuesta adecuada.

Atascos en las tuberías

Es un problema que no conviene descuidar, sobre todo porque puede derivar en otros más serios como roturas o fugas. A veces es el propio cliente el que intenta desatascarla por sí mismo, agravando aún más el problema. Se puede probar, si el atasco es muy grande, con remedios caseros. Pero si persiste es preferible acudir a un profesional.

Fugas de agua

Es otro de los problemas habituales que conviene vigilar, pues puede causar daños a terceros y requerir de una intervención de cierta magnitud. Se producen por tuberías mal colocadas, por desgaste, o por un exceso de presión. Es conveniente que se realice un mantenimiento correcto de las tuberías para evitarlas.

Aire en las tuberías

Las tuberías y los radiadores necesitan cierto mantenimiento para que el aire no provoque daños. Es muy común que las tuberías se llenen de aire en casas que han permanecido cierto tiempo cerradas. Es fácil de identificar, puesto que producen unos ruidos considerablemente molestos.

Cisterna que no funciona

Es habitual que la cisterna sufra de pérdidas de agua, goteos, o que no sea capaz de cortar el flujo en el momento adecuado. A veces, se puede solucionar sin recurrir a un experto, pero si existe rotura o alguna pieza se ha desenganchado o está visiblemente deteriorada, es mejor que contemos con la presencia de un profesional. El coste del agua a largo plazo será mayor que el de arreglarla.

Malos olores

Se trata también de un problema muy normal en tuberías que llevan mucho tiempo en desuso. Aun así, su origen puede ser muy variado, y es conveniente identificarlo para poder solventar el problema correctamente.

Grifos con cal u oxidados

Si el agua tiene mucha cal, si se vive cerca de la costa o si los grifos no están hechos de acero inoxidable, pueden sufrir cualquiera de estos dos problemas. En el primer caso, convendrá utilizar productos que ayuden al mantenimiento o cambiar los grifos si el daño es grande. En el segundo caso, una reinstalación es una de las mejores opciones, también para preservar la salud de las personas que viven en el hogar.

Son muchos los problemas que pueden aparecer a la hora de hacer reformas de fontaneria. Lo más corriente es, sin embargo, que no tengan mayores complicaciones y se puedan resolver relativamente rápido. Un buen mantenimiento y ponerse siempre en manos de profesionales es la mejor opción.

Sin comentarios

Añadir un comentario